top of page

Comunicar nuestros logros en sostenibilidad no tiene por qué ser aburrido


Los reportes de sostenibilidad, y con ellos la gestión de factores ambientales, sociales y de gobierno corporativo se ha convertido en un imperativo estratégico para las empresas. Cada vez más, el término “ESG” (ASG en español) se hace familiar en la medida en que las exigencias por parte de terceros se hacen presente a la hora de evaluar la gestión organizacional, y con ello, la calidad de las competencias del liderazgo empresarial para darle sostenibilidad al negocio en el largo plazo.


La creciente conciencia pública sobre la sostenibilidad y la presión regulatoria están llevando a las organizaciones a tomar medidas de mayor robustez en sus operaciones, marcando con ellos tendencias muy claras que toda empresa, sin importar su tamaño, debe considerar.


La transparencia en la divulgación de información “ESG” se ha convertido en un estándar prácticamente no negociable, y, por tanto, las empresas publican informes claros y detallados sobre sus actividades, destacando sus logros y desafíos con información precisa y verificable, avalada por parámetros estructurados por terceros como pueden ser GRI, ISO 14001, u otros.


En el marco de estos reportes se presentan los esfuerzos que la empresa ha venido ejecutando en diversos ámbitos, incluyendo aspectos como: cambio climático y descarbonización, diversidad e inclusión, cadena de suministro, inversión sostenible, relación con los Stakeholders, innovación y tecnología, gobierno corporativo, ética empresarial, resiliencia e impacto social por solo nombrar algunos puntos.


Ahora bien, uno de los retos para estos informes es que sean claros, atractivos y útiles a las diferentes audiencias de nuestras organizaciones, generando así el impacto que, a través de la información contenida en él, permita a nuestros Stakeholders conocer, apreciar y valorar los logros, avances y compromisos que hemos asumido como organización.


Recientemente, Apple dio un buen ejemplo de cómo realizar la presentación de información relativa a este tipo de informes, utilizando para ello el poder del “storytelling” al recrear una supuesta visita de la “Madre Tierra”, protagonizada por la ganadora del Oscar, Octavia Spencer, a la junta de administración de Apple, con el fin de pasar revista a sus logros y compromisos en el ámbito medioambiental.


Si bien esta aproximación tuvo admiradores (y algunos detractores que siempre hay), lo cierto es que dicha aproximación permitió masificar la información de forma muy efectiva, y si bien no todos tenemos el presupuesto para contratar a una ganadora del Oscar que nos permita traducir al lenguaje audiovisual nuestro informe, no es menos cierto que hay formas creativas e innovadoras de hacer llegar el mensaje.


Hay que confesar que, si bien los informes son necesarios y para muchos hasta mandatorio, no es que sean generalmente las piezas de lectura más apetecibles para nuestras audiencias en general, sin embargo, buscar nuevos formatos para comunicar información sobre nuestra organización que resulta clave que otros conozcan, resulta particularmente importante en un mundo “infoxicado” y sobre estimulado por ingentes cantidades de información compartida desde todos los flancos.


Entra las medidas que podemos tomar para trabajar nuestros informes, está el considerar en primera instancia una adecuada visualización de los datos, haciéndolos atractivos a través de gráficos, tablas e ilustraciones que puedan representar métricas ESG de manera clara, simple y atractiva, resultando esto en una herramienta útil para la rápida comprensión del contenido.


Acompañar los datos con una narrativa atractiva que explique el significado detrás de las métricas y cómo se relacionan con los valores y objetivos de la empresa resulta fundamental, el uso de ejemplos concretos y casos de estudio que ilustren los logros y desafíos en materia de ESG permiten personificar la historia detrás de los números. Un elemento de consideración resulta el incluir testimonios de terceros como empleados, clientes o miembros de la comunidad, que puedan respaldar los logros de la empresa y servir de endoso a la organización y sus esfuerzos.


Así como todo reporte desea presentar logros, también es necesario publicar los desafíos, y reconocer áreas en las que la empresa necesita mejorar es parte del ejercicio de transparencia que exigen estos informes, para ello, describir las estrategias y planes para abordarlos, conjuntamente con una hoja de ruta, será un elemento de información muy apreciado por inversores y otros interesados.


Hoy, no es posible pensar en piezas de comunicación que no sean trasladables a formatos interactivos en línea, y que incluyan videos, infografías animadas y elementos multimedia. Esto, junto al uso de plataformas de redes sociales y sitios web para compartir resúmenes visuales del informe, facilita y masifica la difusión de nuestro mensaje.


Los informes de sostenibilidad y sus métricas ESG son, hoy en día, una pieza clave en la rendición de cuentas que toda empresa debe hacer a la sociedad, y trabajar en hacerlos más atractivos y accesibles para una audiencia más amplia, permitirá mejorar su difusión, comprensión por parte de nuestras audiencias, y contribuirá de forma significativa a fortalecer nuestra reputación como empresa en términos de sostenibilidad y responsabilidad corporativa.







2 visualizaciones0 comentarios

Comentarios


Publicar: Blog2_Post
bottom of page